REHABILITACIÓN Y AMPLIACIÓN DE VIVIENDA EN LOS ARRIBES DEL DUERO

Situación: Villarino de los Aires (Salamanca)
Fecha: 2011 – 2013
Estado: Construido
Promotor: Privado
Constructora: Arteaga Pascual S.L.

 

La localidad de Villarino de los Aires se encuentra en la comarca de los Arribes del Duero, en una zona de gran valor paisajístico y rica en piedra granítica.

La vivienda se sitúa a las afueras de la localidad, junto a una carretera provincial que obliga a retranquear las nuevas construcciones. La parcela tiene una edificación existente de dos plantas, y está situada en una zona elevada con vistas sobre la localidad de Fermoselle y todo el valle de los Arribes.

EA_gris

IDEA

La primera decisión de proyecto consistió en estudiar la edificación existente. Se trataba de una construcción de escaso valor, pero que se encontraba en buen estado, por lo que se decidió rehabilitarla e introducirla en el nuevo proyecto.

Con este punto de partida el proyecto estaba ya muy condicionado, puesto que debía resolver la unión entre la edificación existente y la nueva ampliación.

Se plantea una intervención mínima que aprovecha todo el ancho de la parcela. Mediante un volumen de cubierta inclinada, la ampliación va creciendo hacia el edificio existente hasta conseguir la altura necesaria para comunicar los dos niveles de planta.

Tanto la fachada a la calle, como la fachada al patio, se abren completamente al paisaje en forma de grandes huecos y generan un interesante juego de transparencia y privacidad. Estos grandes ventanales se protegen de la intemperie y de la radiación solar mediante dos volúmenes, uno a cada fachada, que generan dos espacios exteriores cubiertos a modo de porche. Se proyecta, además, un sistema de cierre tipo “plegatines”; lo que permite cerrar completamente los huecos hasta formar un panelado continuo con el resto de la fachada. De este modo se resuelve el problema de la seguridad, y se generan dos alzados completamente distintos: abierto y cerrado.

ESQUEMA FUNCIONAL

Al estar junto a la carretera, la ampliación se retranquea respecto a la alineación existente, generando un pequeño jardín de entrada. El acceso se produce a través de un porche en voladizo, que protege de la lluvía y el soleamieto, muy intenso en esa zona en los meses estivales. Una vez en en interior, se dispone de un zagúan, reinterpretando en clave contemporánea este elemento de la arquitectura tradicional.

Aprovechando la inclinación de la cubierta, el salón se organiza a doble altura. En el nivel superior se sitúa el estudio – biblioteca, que se vuelca sobre la zona de estar principal. Toda la planta baja se abre hacia el valle y un patio interior, donde se han conservado los olivos existentes. Esta zona es totalmente accesible y puede funcionar como una vivienda independiente.

MATERIALES

La ampliación se resuelve con muros de piedra gránitica reciclada y cubierta de Zinc.piedra

Tradicionalmente, en la zona de los Arribes del Duero, se construían las cercas de las parcelas agrícolas con piedra de mampostería sin mortero de trabazón. Tras las concentraciones parcelarias, muchas de esas tapias quedaron sin su antigua misión de cierre. Por suerte, el promotor contaba con una de esas parcelas con tapias en desuso, así que pensamos que lo más adecuado y sostenible era reciclar la piedra existente y característica de la zona, dándole un nuevo uso.

Estos muros de piedra se incorporan también al interior de la vivienda, aportando mayor riqueza al espacio interior.